¿NECESITAS SUPERARTE? ¿SABES QUE QUIERES MÁS PERO NO ENCUENTRAS EL CAMINO?

El Coaching para los artistas puede salvarte de un desastre irrecuperable.

A veces nos detenemos en un punto de nuestra vida en el que nos atrae el clima que hemos generado. Creemos que hemos alcanzado un objetivo interesante, suficiente dentro de nuestra vocación artística. Nos paramos y vemos que podemos estar ahí desarrollando nuestro arte en este entorno apacible, seguro y entretenido que nos rodea. Y pasan los meses, y los años. Sin embargo, llega un día en el que alguien o algo nos abre los ojos de repente, y nos derrumba todo nuestro castillo de naipes. Porque en realidad era eso, una frágil columna de cartón que nos mostraba una ilusión, como un decorado de cartón piedra bien acabado que con algo de lluvia o de viento se caería a nuestros pies.

¿Ahora qué? nuestro espacio de confort ha desaparecido para convertirse en un solar inmenso, donde la luz entra por todos sitios y nos muestra lo que hay de verdad ahi fuera: miedo, dudas, frustración, confusión, obstáculos perennes que nos parecen indestructibles… Y la angustia se abalanza sobre ti, te invade, te posesiona como un ser pequeño e insignificante que eres. Ahora ya no ves nada. Tus objetivos se han perdido en la enormidad de la luz, andas cegado por tantos éxitos ajenos, tanta superación alcanzada por los demás, y cada vez tu sombra se alarga más porque te acabas viendo como un obstáculo del montón que está inmóvil, hiératico y opaco, sin otro futuro que ser superado por otros.

¿Quieres ser el obstáculo que mira como pasan por encima o el atleta que lo salta?

Tus sueños siguen dentro de ti. Perseguirlos es duro, alcanzarlos es una meta que merece todas las penas que se crucen en tu camino. A veces, necesitamos que alguien nos lo recuerde, que nos ofrezca una guía en la que sustentarse. Nunca, nunca, nunca tires la toalla.

El coaching para ti, como artista, te ofrece herramientas para prevenir estos momentos de angustia, de desazón, de depresión ante el temor a no dar la talla, a no cumplir con las expectativas. Reinventarte cada vez que te sientas frustrado, renacer con nuevas fuerzas, ilusiones determinadas y objetivos bien claros; todo es posible.