Voz del actor

Tenemos un cuerpo y una voz, es de lo que dispone físicamente un actor para trabajar. Con la voz trabajamos nuestra expresión vocal, nuestra potencia para alcanzar a todo el público. Esta herramienta es sufridora, versátil, rica en matices, y muchas veces infravalorada por los actores. No importa si pretendes usar la voz para cantar o simplemente quieres dominar la técnica vocal para sacar partido a un regalo de la naturaleza que no nos ha costado nada. El trabajo vocal siempre te traerá satisfacciones porque los progresos se notan, se perciben con mucha claridad.

Un actor tiene que saber jugar con los registros, las tonalidades…etc para conocer todo el potencial que tiene a su disposición para embellecer su trabajo actoral en escena. Desde la respiración hasta el canto, nada se le debe escapar a quien quiere dedicarse al oficio del arte de la actuación.